ANUNCIOS CLASIFICADOS. ¿Buscas un encuentro con Un Ama, un Amo? ¿Buscas sumisa o sumiso? ¿Ampliar tu círculo de contactos más cercanos? ¿Conocer gente en tu ciudad o cerca de donde tu vives? ¿Deseas comprar, vender algo o alquilar algo entre particulares? ¿Promocionar tu actividad profesional? ¿Alquilar una Mazmorra? ¿Local de copas? ¿Sexshop?. Si eres escort tu anuncio será borrado. Este es un portal dedicado al BDSM y no al comercio sexual.



“Al servicio de mi Ama Mistress Mónica”, relato de su esclavo escritor


Mistress Mónica se hallaba en Madrid; días antes me había ordenado tener la casa dispuesta para Ella durante los días de su visita. Ella tendría que hacer varias sesiones y había pensado en su esclavo escritor. Cada vez que mi Ama necesita de mis servicios es un honor y una gran excitación la que siento. Desde el día en que me dijo que me centrara en Ella mi vida BDSM volvió a renacer como una primavera. Ella es una perfecta cómplice, gran dominante, domina con la mirada,sólo con su presencia y dosis de erotismo siento que le pertenezco y soy una propiedad suya. El sueño de un buen esclavo fetichista como yo y otros es tener esa compatibilidad y libertad mental de dejarnos moldear hasta sentirnos completamente suyos. Mi Ama me prohibió buscar otra mujer dominante y desde que la conozco para mi no tiene sentido alguno. Ella me protege,dirige,guía,domina y hace de mi que mi placer sea secundario y provocado por Ella a la vez que mi felicidad sea servirla y que sea la protagonista de mi vida BDSM.

Mi bella y seductora dueña llegó a Madrid y se presentó en la estación de trenes de Atocha. Me informó con una llamada de que necesitaba tenerme a su encuentro. Allí aparecí al poco con sus deseos cumplidos; sus deseos son órdenes para mi y bajo mi pantalón llevaba unas femeninas bragas rosas y mi cinturón de castidad como esclavo en propiedad. Por fuera parecía su macho alfa o un macho normal y compartíamos nuestra alegría de vernos con un abrazo y tras besarle y cogerle las manos que me vuelven loco pero por dentro yo a espaldas de la sociedad y mundo vainilla sabía que Ella iba a comprobar que llevaba mis fetiches. Ella y yo entramos sin que se notase al aseo de la estación y bajandome la cremallera me tocó con sus yemas el duro plástico del control de castidad y acariciando mis testículos aprisionados por el aro y candado, me guiñó el ojo dando su visto bueno con las bragas. Me ordenó de modo natural y elegante que cogiese el tirador de su maleta y que caminase en paralelo o ligeramente detrás de su silueta dejandome ver su cuerpo precioso esculpido y forrado en unas altas botas y pantalones de cuero negro, camisa blanca ajustada, pelo liso negro y suelto y maquillada. Sus uñas estaban largas y rojas como tanto me gusta y representaban a una leona tranquila en ese momento.

Al cabo de un rato y dado que era por la mañana temprano, tras hablar de nuestra vida vainilla y antes de llegar a casa me dijo con un susurro: ” perrito escritor, ya sabes que en los momentos nuestros en privado la vida vainilla da paso a la BDSM”. Me explicó su agenda de ese día con otros encuentros y sumisos: en el orden del día estaba que tenía una sesión dos horas después de aterrizar en Madrid. Ya en casa y con las pertenencias depositadas se dirige a mi como es Ella, un huracán de dominación erótica” perrito, desnúdate,saca tus fetiches de esclavo que te voy a vestir” “sí mi Ama” y obedecí poniendo en sus manos mi collar de perro en propiedad que tenía grabado su nombre propiedad de Mistress Mónica, y las llaves de los candados de mi ropa y castidad. Ella guardó todas en un monedero y las introdujo en su bolso de donde sacó unas esposas de metal y me ordenó poner los brazos a la espalda. “quiero ir relajada a la sesión asi que me vas a masajear, tocar y lamer las piernas de arriba a abajo que me encanta pero cuidado que no pase tu lengua de perrito más alto de las rodillas que si no me pienso tu castigo”.

Procedí a descalzar sus botas y a obedecer desnudo, Ella estiró sus piernas, se quedó en bikini y en falda corta fetichista de vinilo negro brillante, se acomodó en la almohada y comenzó a usar el whatsapp. “estoy hablando con mi buena amiga dominante Mistress Amaya que también es muy fetichista. Quiero que combines masaje con lengua en mi dulce piel”. Tras un rato de masaje, mi Ama me ordenó acercarle mi ropa fetish de esclavo diciendo: ” estoy pensando cómo te dejo mientras tengo la sesión, primero antes de irme me bañaré, me harás un baño con espuma humillado con tu traje de esclavo del cual tengo yo las llaves de los candados que no te quitaré hasta que salgamos a la calle y es posible que hoy no salgamos en todo el día”.

Comenzó hasta finalizar mi transformación fetichista, era mi metamorfosis o el paso a la despersonalización; yo con mi uniforme era un objeto sexual, un esclavo con la cabeza encapuchada, con mordaza a veces, controlado totalmente por mi dueña que decidía para qué usarme. “Voy a entrenarme para la sesión, le voy a hacer penetración al sumiso y necesito tu ano”. Empezó a añadirme vaselina en el ano tras bajar la cremallera del catsuit y dejándome esposado de pies y manos a la cama a los barrotes en forma de cruz y amordazado con la bola de la capucha, comenzó un lento y progresivo baile erótico de Ella metiendo y sacando el dildo de mi ano. “mala suerte perrito te has corrido pronto con un orgasmo arruinado jajaja. ¿ha sido divertido verdad? Seguro que tu pene se excitó y tus testículos se hincharon dentro del cinturón de castidad hasta dejar salir tu leche por la tensión sexual jajaja que divertido tienes que tener las bragas mojadas bajo el catsuit. Ya se cómo te voy a dejar mientras voy a la sesión: así vestido y humillado,mojado, esposado con las esposas largas de pies y manos boca arriba en la cama por seguridad y con otras esposas atado a los extremos de la cama tus tobillos para que no te puedas levantar, otras en tu collar de perro unidas a los barrotes de la cama y otras en los brazos unidas a los extremos de la cama ah y por supuesto con un plug anal con vibrador en el ano que lo mantenga dilatado para que te corras más frustradamente en tu control de castidad hasta vaciar tus huevos porque cuando vuelva traeré ganas de volver a follarte el culo jajaja”. Y cumpliendo su promesa me dejó así, inmóvil pero seguro y oigo llamar a la puerta: era su amiga Mistress Amaya, le había dicho que en su ausencia cuidara de mi por seguridad y que le dejaba ordenarme lamerle los pies también a ella. Mi Ama me dio un beso en la capucha, un pellizco en los pechos bajo el catsuit y se fue. Cuando su amiga vio que estaba a su disposición, enseguida vi cómo se descalzaba las botas, se ponía su ropa de dominante y tumbada en la cama acercaba sus pies a mi boca para introducirlos con erotismo y ordenarme lamerlos en silencio.

Se puso a leer y pasaba el tiempo; sus pies al principio aunque limpios, estaban algo sudados de haber llevado botas y medias, me sentía inmovilizado, excitado, con cierto dolor por la castidad, sentía a ratos un cierto cosquilleo por la vibración que me puso en los testículos y el tapón anal clavado cerrando el culo y manteniendo el esfínter abierto a la medida. Parecía que el tiempo no acababa nunca, quizás pasé lamiendo sus pies 40 minutos hasta que noté que con delicadeza los sacó y se quedó dormida. Me había prohibido decirle que parase de lamer de lo contrario le diría a mi Ama por whatsapp que era rebelde y me esperaba un castigo. Observé con toda la paciencia del mundo a su amiga hasta que oí el timbre; era Ella de regreso y traía una botella de sidra y una pizza. Ambas comieron en el salón dejándome tumbado como si no se acordasen de su juguete. Al cabo de un tiempo, veo que mi Ama se acerca y empieza a liberarme de la cama pero no de las esposas ni traje y me lleva lentamente al salón a cuatro patas como un perrito. Me da varias vueltas obligándome a ir detrás de sus tacones y luego me presta a su amiga para pasearme también, cuando se aburren de pasearme ambas tiran la fusta al otro lado del salón para que yo fuera a buscarla a cuatro patas y se la devolviese con la boca. A todo esto todavía no había comido y cuando notaron que me cansaba me llevan a cuatro patas a comer a mi platito de perro, mi Ama escupe eróticamente sobre la pizza masticada por Ella antes, abre mi cremallera del catsuit, ve que goteo de líquido preseminal y coge un vaso de agua y lo deja caer mezclándolo y poniendo una pajita para que beba junto al platito, cierra la cremallera de nuevo y me da varios fustazos contundentes y sonoros pero suaves sobre mi culo enfundado. Las dos se ponen a jugar al dominó en la mesa y me ordena mi Ama lamer sus botas mientras juegan. Pudo ser mucho tiempo y mi lengua ya se cansaba por ello mi Ama me dijo lo siguiente: “veo perrito que no das más de sí hoy, te libero y dejo descansar, te quito la castidad también, te duchas, te vas tranquilamente y feliz pensando en tu Mistress y mañana te volveré a tener a mis pies”.

esclavo escritor de Mistress Mónica – mistressmonicabcn.blogspot.com.es


Deja un comentario

Otras webs: MansionBDSM | Follamigos | Femdelux | Xpotty | Ciberdominación

Uso de cookies

SpainBDSM.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies