Cómo montar un grupo BDSM/fetichista en tu zona


Obviamente, no hay que leerse este larguísimo artículo en una sola sentada, sino que se pone aquí completo para ponerlo a disposición de cualquier persona que decida montar un grupo de apoyo bdsm/fetichista en la zona donde viva. Y que cuando lo encuentre, no tenga que ir uniendo las diferentes partes.

Los consejos fueron planteados originalmente para un grupo polyamor, pero como indica la autora en el artículo original, son aplicables a la creación de cualquier grupo de este tipo. Por email la autora ha aclarado que se alegra de que valga para cualquier tipo de comunidad similar.

Cómo montar grupos locales

El disponer de un grupo de personas en tu zona que están explorando o interesadas también en el BDSM es un recurso maravillosamente útil para gente nueva en ese ambiente. La mayoría de las grandes ciudades en EEUU (y en España en Madrid y Barcelona) tienen un grupo ya establecido, sino múltiples grupos. Echa un ojo a los enlaces más abajo para encontrarlos (los de EEUU). Usa Google, MeetUp y YahooGroups para averiguar si ya hay grupos en tu zona antes de intentar montar el tuyo.

De todos modos, muchas zonas no tienen grupos y el más cercano está demasiado lejos para involucrarse activamente. O quizás tu grupo local no tiene lo que tú vas buscando. No tengas miedo, organizar un grupo no es tan complicado si se le dedica un poco de esfuerzo y dedicación. La última parte de este artículo se centra en cómo arrancar un grupo, basado en mi experiencia siendo una activa organizadora de un grupos locales desde el año 2000.

Beneficios de tener un grupo

Antes de gastar fuerzas en involucrarse en un grupo, es una buena idea entender cuales son los beneficios de este tipo de grupos:

– Tener un grupo de personas con las que contactar que también están interesadas en el BDSM.
– Compartir ideas, consejos, dificultades y problemas que se encuentran en relación con el BDSM.
– Aprender sobre BDSM, en persona, de gente que lo han vivido realmente.
– Apoyarse en los momentos duros que se pasan al experimentar con BDSM.
– Encontrar nuevxs amantes potenciales.
– Un espacio en el que tener vida social con gente con las mismas ideas.
– Exposición a otros intereses. La gente “pervertida” no solo suele tener una manera interesante de ver las relaciones, sino la vida en general. Puede abrirte los ojos y hacer que encuentres cosas nuevas que también te interesan.
– Gente a la que le puedes hablar tranquilamente de tus prácticas y que no pensarán que eres rarx (o al menos no pensará que eres rarx al hacerlo).

Que es lo que NO son los grupos de apoyo

Es importante también saber que es lo que NO son los grupos de apoyo BDSM/fetichista:

Una familia. Aunque desarrolles lazos con varios de los miembros del grupo, o incluso que formes lazos similares a los familiares con algunos de ellos… el grupo en sí no es una familia. Una comunidad quizás. Pero no una familia. Si el grupo comienza a asumir que es una familia, habrá decepción cuando lleguen los momentos duros (enfermedad, muertes, divorcios, rupturas, etc) y la familia no esté ahí para unx. Concéntrate en crear tus propias relaciones y amistades, y no pongas expectativas en el grupo mismo para que sea tu familia.
Un club de ligue. Es tentador el usar el grupo como un terreno del que obtener potenciales amantes. Mientras que por un lado, seguramente se cruzará tu vida con la de algunos potenciales amantes a través del grupo (porque admitámoslo: ¿donde vas a encontrar una concentración semejante de gente BDSM en tu zona?), por otro, tiene sus pegas buscar amantes dentro de la comunidad. Una de ellas es lo incómodo que será después de la ruptura (y lo más probable es que suceda, sé realista) y todxs querréis seguir siendo miembros activos del grupo. Asistir al grupo para buscar amantes no solo es algo a lo que no se anima a la gente, sino que simplemente se ve como un “efecto colateral” beneficioso. Además, no todo el mundo va a las reuniones a buscar nuevxs amantes; algunas personas prefieren ir únicamente a hablar de sus relaciones existentes. Por el hecho de ir a un grupo así, no significa que alguien esté activamente buscando nuevxs amantes.
Un club para sexo. Los grupos BDSM/fetichistas no son un truco para conseguir sexo en grupo. No hay un solo grupo que conozca que tenga juegos sexuales como parte de sus reuniones. No vayas a una reunión esperando echar un polvo. No hay fiestas sexuales privadas después de las reuniones. El BDSM y el fetichismo no es una manera más elaborada de llamar al swinging o la promiscuidad.
Exclusivo. Excepto en el caso de que se diga expresamente, los grupos BDSM están abiertos a cualquier persona con más de 18 años. Esto incluye chicos solteros (sí, incluso chicos solteros), parejas, triejas, gay, lesbianas, bisexuales, heteros, transgénero, etc. De todos modos hay grupos que están pensados para unos intereses concretos como para menores de 35, para queer, etc, así que asegúrate de que compruebas antes la descripción de los intereses del grupo. Aparte de eso, muchos de estos grupos no están abiertos a que se lleven niñxs, así que asegúrate de comprobarlo antes de llevar a tus hijxs.

El día de ir a tu primera reunión

Ir a tu primera reunión siempre asusta un poco. No sabes qué esperar, no sabes si serás aceptadx, no sabes si la gente será amable, no sabes si vas correctamente vestidx, etc. Y si eres nuevx en lo del BDSM/fetichismo, puede asustar más, al ser la primera vez que te encuentras con otras personas de los mismos gustos. ¿Serán rarxs, diferentes?

Antes de ir, comprueba en la web del grupo qué dicen que puedes esperar de una reunión. Deben decirte qué tipo de grupo es (social, foro en internet,etc.), cuanta gente suele asistir y qué formato de reunión usan. Si tienen un foro en internet al que puedas apuntarte, regístrate y relaciónate primero de manera virtual con los otros miembros. Si aún así no lo ves claro, no dudes en contactar con lxs organizadorxs.

Muchos grupos tienen una especie de presentación, en la que todo el mundo se presenta y cuentan su experiencia en BDSM o su relación con el tema. Esto te da la oportunidad de escuchar a todo el mundo, pero puede dar miedo si no te sientes cómodx hablando en público. Simplemente respira hondo y recuerda: todas las personas de la habitación problablemente tuvieron el mismo miedo el primer día que fueron a la reunión y te comprenderán. La mayoría de los grupos no presionan a lxs nuevxs para que hablen.

En tu primera reunión no hay nada malo en que te sientes y escuches simplemente. Si te sientes a gusto, di algo. Recuerda que la gente ha ido a esa reunión específicamente a interactuar con personas como tú. Las cosas que tienes que decir son igual de válidas. Y si tienes dudas, te encontrarás que hay muchísima gente que estará más que contenta de echarte de una mano.

Tipos de Grupo

Hay diferentes tipos de grupos que te pueden interesar. Cada uno tiene sus pros y sus contras.

Grupo social
Este tipo de grupo se reune sobre todo para conocerse y mezclarse. Los beneficios son que tienden a atraer a más gente y que el grupo puede crecer más rápidamente, y por lo tanto, haciendo que te relaciones con mucha gente BDSM.

Las pegas son que es fácil que se formen “pandillas” o subgrupos dentro del grupo, y se van muchas personas del grupo a la vez. Además, este tipo de grupo es dado a “que se enrollen” muchas de las personas, con el potencial proporcional para el drama. Igualmente, no hay cohesión en el grupo, puesto que no hay intimidad compartida por los miembros del grupo. Y este tipo de grupo puede dejar fuera a las personas que no son extrovertidas.

Por último, los límites pueden ser confusos para algunas personas sobre si es un grupo BDSM de apoyo o una fiesta privada.

Grupo de discusión

En este tipo de grupo, cada reunión se centra en hablar sobre un tema relacionado con el BDSM: temas que se desconocen, cómo organizar el tiempo, salir del armario, dónde encontrar gente BDSM,… Normalmente los temas son moderados por alguien que lidera el grupo.

Los pros son que este tipo de reunión anima a compartir experiencias, ideas, soluciones y problemas, y puede llevar a compartir intimidad con otros miembros del grupo. Las personas que no son extrovertidas se pueden sentir a gusto con este tipo de grupo ya que se centra en una labor, una tarea, y porque te puedes sentar sólo a escuchar igual que puedes participar en las conversaciones.

La pega es que las reuniones pueden perder la posibilidad de relaciones más personales, y es un tipo de reunión que no vale para grupos grandes. Si el grupo crece más allá de 25 o 30 personas para una reunión, es muy difícil tener una conversación de todxs juntxs.

Grupo de ayuda

En este tipo de grupo los miembros se juntan específicamente para ayudarse lxs unxs a lxs otrxs. En cada reunión las personas que tienen problemas en su relación BDSM son animadas a hablar del tema y otros miembros dan consejos y apoyo.

Las ventajas de este tipo de grupo es que es un lugar perfecto para los que están pasando por problemas. La pega es que puede ser difícil mantener un grupo compacto y con gente que repita a menudo, porque las reuniones pueden tender a ser deprimentes. Puede que a las personas que no estén teniendo problemas no les apetezca apoyar a las otras que sí los tienen, y por lo tanto no tendrían incentivo para seguir asistiendo, y las personas que están teniendo problemas dominarán las reuniones.

Grupo activista

Algunos grupos pueden formarse específicamente para dar a conocer el BDSM y el fetichismo, para relacionarse con la comunidad, organizar eventos, presionar organizaciones políticas para obtener derechos BDSM, etc.

La ventaja es que este tipo de grupos son un gran servicio para todas las personas BDSM, y puede ser una vía estupenda de canalizar su espíritu activista.

La pega es que estos grupos sólo se reunen para las necesidades de un pequeño grupo de gente BDSM, puesto que requiere que la gente esté muy fuera del armario y que tenga una intención de promocionar el BDSM.

Grupo híbrido

Los grupos con más éxito tienden a ser los que adaptan a una forma híbrida de los anteriores.

En mi experiencia, habiendo ayudado a organizar un grupo que ha estado activo durante los últimos seis años, el que fuese un grupo de discusión con eventos sociales de vez en cuando ha funcionado realmente bien. Cada mes el grupo se reune una vez para hablar durante la hora de la comida. Hay algo de tiempo al final para socializar, y hay muchas personas en la comunidad que organizan otros eventos sociales durante el mes: cenas, visitas a parques temáticos, picnics, películas,… Esto ha ayudado a crear relaciones personales, a crear intimidad entre los miembros del grupo y que haya un alto porcentaje de gente que repite.

El resultado es que se forman amistades a partir de esas reuniones, y el apoyo para pasar los momentos duros en la vida viene de esas amistades, es decir, no es una función directa del grupo.

Cómo montar un grupo: Haz una reunión!

Elige un día, una hora, un sitio…. y anúncialo a tu grupo. Es buena idea dar un plazo de dos o tres semanas antes de la reunión, para que la gente pueda hacer planes. A lo mejor prefieres preguntar su opinión a los miembros del grupo… pero al final es mejor que elijas algo que funciona para tí y con lo que te puedas comprometer. Al final, vas a ser tú quien va a tener que estar allí. “Planifica y ellxs ya vendrán” es mi idea.

Consideraciones sobre el lugar a elegir:

Espacios públicos a tener en cuenta:

Restaurantes – Salir a cenar es divertido y le da un aire de vida social a la reunión. Si puedes elige uno que ofrezca reservados y reserva uno. Eso hará que la gente esté más cómoda al ir a la reunión BDSM en un sitio público: la gente sabrá que sus conversaciones no las va a oir cualquiera, ni tiene que preocuparse de que sus compañerxs de trabajo o vecinos les puedan ver). Muchos sitios ofrecen los reservados gratis o por una pequeña cantidad. Asegúrate de que lxs dueñxs del restaurante saben el tipo de reunión que será de manera que puedan avisar a lxs camarerxs sobre el tipo de conversaciones que pueden oir. Puedes encontrar algo de oposición en esto (aunque yo nunca he tenido un problema con esto), pero mejor decir las cosas claras que molestar a lxs camarerxs. Si no puedes encontrar uno con reservado, elige un restaurante que sirvan a grupos grandes. Los sitios donde encargas tu comida en la barra están muy bien, porque permiten que la gente pueda ir apareciendo a horas distintas y sumarse a la mesa. Pero no te sorprendas si no tienes conversaciones profundas sobre BDSM y fetichismo en un sitio público.

Cafeterías/bares – Esto permite un encuentro agradable sin exigir un gran desembolso de quienes asistan. Lamentablemente, al ser en público, no suele llevar a tener conversaciones sobre temas BDSM si va gente que sienta vergüenza de sus gustos.

Centro social – Bibliotecas, iglesias [hablan de otro tipo, aunque puedes preguntar a cristianos de base, si eso te parece adecuado], universidades, centro LGBTI, urbanizaciones y comunidades de vecinos, asociaciones de vecinos… a veces ofrecen espacio gratuito, piden sólo una donación u ofrecen espacios de precio muy barato.

Casas particulares – Si tu o cualquiera de los miembros está comodx haciéndolo, puedes hacer las reuniones en un piso particular. De todos modos se deben tener en cuenta algunas consideraciones e inconvenientes:

La persona que cede su piso debe estar muy muy muy cómodx invitando a desconocidxs a su casa.
Asegúrate de especificar de manera muy clara en el anuncio cual es la programación de la reunión. Es fácil que las personas que no tengan clara las diferencias crean que la reunión es una especie de punto de partida de una orgía o fiesta con sexo. (…)

Crea un grupo. Recomendaciones para las reuniones:
Asegúrate de que lxs nuevxs se sienten bienvenidxs y segurxs. Da miedo ir la primera vez a una reunión. La gente que se siente a gusto en la primera reunión casi siempre repite.

Específicamente saluda a lxs nuevxs cuando lleguen. Mejor si esto se hace individualmente.

Comienza las reuniones comunicando qué es lo que se va a hacer. Si vas a hacer una ronda de presentaciones, explica el proceso y qué se espera de cada unx. No fuerces a lxs nuevxs a ser los que empiecen, y deja bien claro que es voluntario.

Si tienes un folleto sobre el grupo o sobre BDSM en general dáselo a lxs nuevxs. Echa un ojo a mi página en el apartado “escritos” donde puedes encontrar un boceto de un documento de ese tipo que usamos en nuestro grupo local.

Pon una regla de confidencialidad: “Lo que se dice aquí, no sale de aquí”. Eso puede ayudar a que los miembros se sientan más cómodxs dando detalles personales.

Mantén una regularidad: Para asentar un grupo es importante que haya regularidad en los encuentros. Por ejemplo, elige un día del mes y trata de hacer siempre las reuniones en el mismo sitio. Por ejemplo, el primer sábado de cada mes a las 2.00 pm. Esto simplifica a los miembros el acordarse y hacer planes. Tienes que ir a absolutamente todas las reuniones… incluso si durante dos meses vas sin que aparezca nadie. Por eso es importante elegir un sitio que te guste… porque si lo ves como algo que tu vas a disfrutar de todos modos haciéndolo, será menos decepcionante si no aparece nadie. Una vez tengas un pequeño grupo que atiende regularmente, la cosa se hace todavía más sencilla.

Establece cierta jerarquía. Necesitas que alguien tome el papel de organizar horas y lugares para encontrarse, alguien que lo comunique, salude a lxs nuevxs, conteste a los emails del grupo… Normalmente es mejor si tienes un par de miembros habituales del grupo para ayudarte en esto. Si eres tú quien se encarga, pide ayuda a otrxs. Mucha gente está dispuesta a ayudar, pero les gusta que se lo pidan. Es muy fácil que el que lo dirige se queme tras un tiempo, con lo que tener otras personas que puedan sustituirle es muy importante.

Artículo original escrito para grupos polyamor. Se ha adaptado para grupos BDSM y de cualquier otra naturaleza similar con consentimiento de la autora.
Autora: Cherie L. Ve Ard. Fuente original: http://www.serolynne.com/poly_groups.htm
Bajo licencia Creative Commons: http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/
Se permite su uso citando la fuente. No se permite su uso para fines comerciales. No se permite alterar, cambiar o transformar de cualquier manera este texto (no se permite trabajo derivado). La mismas limitaciones de licencia se aplican a esta traducción de http://pervertidxs.blogspot.com.es

Recordaros que desde SpainBDSM queremos ofreceros soporte gratuito para que tengáis vuetra propia prsencia online como grupo creando un grupo en nuestro portal en la sección Grupos o bien obteniendo un subdominio gratuito del tipo tuciudad.spainbdsm.com para vuestra web o blog entrando aquí.


Chat gratis con mujeres fetichista con webcam

Spain BDSM © 2017

Uso de cookies

SpainBDSM.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Otras webs: MansionBDSM | Follamigos | Femdelux | Xpotty | Ciberdominación